Noticias
Quiénes Somos
FAQ
Contacto
Distribución
Catálogo y tienda
Autores
Colección parapara Colección shoyu Colección helarte Colección guachos


''Pequeños combatientes de Viet-Nam "
Texto ilustrado.
Jan.
Grapa, 14,8 x 21 cm. 8 páginas.
Color. 6 €.
Edición de 100 ejemplares numerados.

Publicado originariamente en la revista Pionero número 77 del 12 de marzo de 1966 en Cuba, 50 años después se reedita esta pequeña historia, respetando la maqueta y el color original de otro de los inencontrables ejemplares, cedido por Quim Zafra.


Hoy en día a nadie escapa la capacidad que tiene JAN de mutar su estilo de dibujo hasta hacerlo irreconocible. Lo vimos en España cuando dibujó a Heidi, a Marco, a Astérix y Obélix o a los personajes de Hanna-Barbera, por citar solo unos cuantos, calcando a la perfección el estilo de los creadores de esos personajes ajenos a su autoría.

Esos cambios de estilo venían impuestos por Editorial Bruguera o por las editoriales propietarias de los derechos de los personajes. El caso es que, es difícil reconocer la mano del autor bajo esas líneas. Eso ocurrió en España a inicios de los 70.

Si volvemos unos cuantos años atrás en el tiempo, podremos comprobar que la “facilidad” para el cambio de estilo que JAN demostró en esos trabajos “brugueriles”, ya la poseía a mediados de la década anterior, donde en contadas ocasiones y en este caso, por decisión propia, utilizaba un estilo de dibujo diferente al que ya tenía acostumbrados a sus lectores.

En este caso, utilizó un diseño de personajes y un estilo de dibujo diferente al que venía utilizando para las páginas que dibujaba para los cuentos y fábulas, alejándose de la estética infantil, de trazo muy redondeado, para asumir otra un poco más realista y con un trazo bastante más anguloso. También difiere la fuente de inspiración, pues deja de lado la temática de cultura popular infantil para basarse en historias verídicas, de corte bélico aparecidas en algunos diarios de Vietnam.

Las historias aquí narradas, hoy día han quedado desfasadas y puede que poco apropiadas para la sociedad en la que vivimos, por lo que para poder entenderlas, de nuevo debemos remontarnos en el tiempo algunos años atrás.

A mediados de los años 50 del siglo pasado, Vietnam por cuestiones ideológicas, se encontraba dividido en dos. Por un lado la República del Vietnam o Vietnam del Sur, de ideología socialista y por otra la República Democrática del Vietnam o Vietnam del Norte, de ideología comunista. Tras varios intentos fallidos de reunificación, en 1955 ambas partes iniciaron una guerra civil, en un conflicto que duraría más de 20 años. Cada una de las partes, en función de su ideología, recibió apoyo desde el exterior, de otros países. Así, mientras EE.UU se decantó por apoyar a los primeros, China y la hoy desaparecida U.R.S.S. lo hicieron por los segundos.

Cuba y Vietnam estrecharon lazos de amistad desde la década de los años 60, donde un Fidel Castro recién llegado al poder tras la caída del régimen de Fulgencio Batista, se convertiría en el símbolo de la resistencia contra EE.UU., causa común en ambos países. Iniciando unas ayudas y unos intercambios culturales y comerciales entre ambos países, que perduran a día de hoy.

Producto de esas buenas relaciones, se producían continuas visitas a Cuba de militares vietnamitas y de guerrilleros del Viet-Cong que viajaban a la isla para explicar la situación del conflicto vietnamita.

Por otra parte, periodistas cubanos viajaban a Vietnam para informar de la situación en que se encontraba el país. El propio Juan José (JAN) tenía pedido un destino para desplazarse allí como fotógrafo, conjuntamente con Froilán Escobar, periodista y poeta, aunque finalmente no se les concedió debido a que había demasiada demanda y pocas plazas.

El por entonces director del Instituto de Cine Cubano (ICAIC) Santiago Álvarez, se encontraba en Hanoi, a donde se había desplazado para filmar un documental sobre cómo vivía el pueblo vietnamita la situación. Allí le pillo el primer día del bombardeo que llevaron a cabo las fuerzas aéreas norteamericanas y por suerte consiguió filmarlo. Esas imágenes fueron incluidas en el documental, que llevó por título "Hanoi, martes trece", el cual obtuvo un gran reconocimiento y varios galardones internacionales.

En septiembre de 1973, aún en plena guerra, Fidel Castro viajaría por sorpresa a Vietnam para visitar la provincia de Quang Tri y brindar su apoyo a las tropas comunistas, convirtiéndose en el primer y único dirigente extranjero en visitar Vietnam durante el periodo de guerra.

Fruto de esas buenas relaciones surgió este cuadernillo, con forma de encarte central desmontable y plegable, que fue incluido en la revista Pionero nº 77, publicada el 12 de marzo de 1966.

Quim Zafra, 2018

 

Los libros se enviarán en Septiembre. Reserva tu ejemplar en sugoiediciones@gmail.com

 
   
Facebook
Flickr
Twitter
Google +
Blogger
Vimeo
YouTube
© de las imágenes sus respectivos autores.